Clases VirtualesFitness
Tendencia

¿Conoces las Clases Virtuales Fitness? Enciende el motor de la mejora contínua

El Mundo ha cambiado con la llegada de la Pandemia Mundial y el 2020 quedará marcado para siempre

Esta es la historia de Irene Torres, instructora de aerobics, que antes del COVID-19 trabajaba en algunos gimnasios de Lima. Con decenas de seguidoras, se consideraba una excelente profesional del mundo fitness. Ensayar, preparar su música, dictar su clase y de cuando en cuando una invertir en una capacitación era lo que hacía desde 10 años; hasta antes de la llegada de la pandemia.

¿Te imaginabas que todo esto iba a pasar?

¡Bueno yo no, y creo que tú tampoco! prosigamos… Irene, como la mayoría de los Profesionales Fitness, no tenía que preocuparse de aspectos tales como el sonido, la iluminación, la publicidad, el aforo de alumnos o la limpieza del salón; todo eso le compete al gimnasio. Ella solo cumplía con dictar su clase, pasaba por caja y se iba volando a otro gimnasio, donde otro grupo la esperaba. El día a día de muchos de nosotros.

Año tras año, mientras más experiencia lograba, la rutina y la ausencia de nuevas exigencias la iban instalando cómodamente en una zona de confort… hasta que llegó la pandemia y todo cambió ¡

Al principio, como todos en el mundo fitness, pensamos que la cuarentena era temporal y que pronto, los gimnasios, únicos puntos de venta de nuestros servicios, reabrirán pronto y así nos volveríamos a reencontrar con nuestros alumnos. Pero ¿Si la reapertura tarda?… ¿Si muchos gimnasios no vuelven a abrir? … ¿Si los aforos se reducen y hay menos horarios disponibles para nosotros?… ¿Si se reduce nuestro valor por hora de trabajo, por la ley del mercado?… ¿Si el virus sigue acechando y cada vez más? … ¿Debemos resignarnos a confinar nuestros conocimientos? … ¿Debemos dejar nuestro futuro en manos de la suerte de los gimnasios? 

Si todo cambió. ¿Por qué no hacerlo nosotros?

Mientras los días pasaban; Irene fue respondiendo esas preguntas y comprendió que no podía depender de la suerte de terceros y que ella tenía mucho que dar y que allí, tras los muros del confinamiento, sus alumnas y muchas personas más la necesitaban, No podía abandonarlas porque sería víctima inevitable del olvido; como muchos de nosotros así lo hicimos: “Déjame decirte que es horrible esa sensación”.

Irene decidió ser quien decida su futuro; fue así como comenzó con su aventura de las clases virtuales, algo totalmente nuevo para ella y muchos de nosotros, pero no pensó con encontrarse con un camino cuesta arriba.

WOW dar una clase virtual, era algo impensable y te aseguro que Irene, así como yo quedamos en shock. Se requiere cuidar el más mínimo de los detalles, el instructor fitness está frente a su público sin intermediarios, él es ahora, el responsable de la calidad del servicio (ya no puede responsabilizar al gimnasio). Requiere estar más preparado que nunca, tanto física y mentalmente; tener los principios y conceptos de su entrenamiento totalmente precisos; proyectar capacidad, técnica, solvencia y motivación.

¿Pero realmente solo basta ser un buen instructor?

No, definitivamente no; este nuevo modelo de comunicación instructor-alumno necesita nuevos conocimientos y herramientas tales como:

  • Producción audiovisual e imagen.
  • Marketing digital y branding personal.
  • Diseño gráfico.
  • Herramientas de planificación.
  • Uso de apps, entre otros.

El instructor ahora, está expuesto a ser observado por personas más capacitadas o haters, …¡ que van a buscar el error para enrostrárselo ante todos¡. El internet ha acercado al público a otros tipos de entrenamiento e instructores del mundo y ha desnudado a los profesionales poco preparados. El mercado con su mano invisible los ha ido retirando de la escena.

Otras dificultades son el limitado alcance de sus redes personales y el manejo de grupos cerrados pagados. Al principio y más por un tema solidario, el público responde, pero por lo general, los grupos se van reduciendo ya sea porque la situación económica es dura o porque siempre hay una oferta de clases gratuitas en las redes, una gestión ineficiente de clientes o incluso porque muchos no ofrecen medios que faciliten el pago.

El seguimiento de los pagos, así mismo, resulta sumamente engorroso y en algunos casos empaña la relación del instructor fitness con su público; verificar vouchers, depósitos o realizar cobros directos es una tarea necesaria. Si los grupos son pequeños es manejable, pero si se tiene un grupo importante, se torna trabajoso. ¿Pensabas que las clases virtuales era solo pararte frente al celular y dar una clase más? Yo solo veía problemas ¿si te soy sincero?

¡Basta, ya no digas más! Enciende el motor de mejora continua

Irene comprobó que para este nuevo modelo del Fitness es muy difícil emprenderlo sola , se necesita mucha más que el solo entusiasmo fue así que se contactó con GYM Online y todo cambio. 

Con el Programa de Capacitación de GYM Online, Irene en menos de una semana ha implementado un set de transmisión en casa de alta calidad, donde su fondo virtual hace ver al usuario que tiene una gigantesca pantalla LED tras de sí; cada sesión de ella tiene un encuadre e iluminación perfecta. El sonido y la música suenan impecables y lo mejor es que en casa ni se enteran que ella está dictando por lo que no necesita un equipo de sonido. Solo su celular ¡¡¡

GYM Online le permite una interacción total con su público, puede ver a cada una, motivarlas, corregirles técnica y postura. Ahora cada una de sus chicas está en primera fila!!! Asombroso…

Con el programa de capacitación de GYM Online, ha comprendido las diferencias de las clases virtuales y presenciales, la importancia de administrar la base de datos de sus clientes, conocer sus nombres y onomásticos; cómo manejar su Fan Page, los requisitos mínimos de calidad de sus fotos e imágenes, así como la planificación como base de todo.

Ahora su grupo cerrado es cada vez es más grande, sus alumnas tienen diversas alternativas para realizar sus pagos, sin necesidad de salir de casa. Hace unos días se incorporó al grupo su primera alumna del interior del país. Con satisfacción ha visto cómo sus ingresos como instructora fitness aumentan día a día trabajando desde casa y sin exponer su salud ni la de su familia.

No luches solo contra el mundo; únete a una comunidad GANAR-GANAR

En este último mes, mi amiga Irene Torres instructora fitness ha descubierto que este es un nuevo camino lleno de oportunidades para el fitness y que las clases virtuales son un motor de mejora continua. Descubrió también que es muy difícil afrontarlo sola o solo, por lo que, elegir trabajar con la plataforma más poderosa para el entrenamiento virtual, es la mejor opción bueno seamos realista es la única opción!

Tú también únete al equipo más solvente y capacitado para afrontar los nuevos tiempos del fitness. GYM Online.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba